Comienza un nuevo año y con él, todos nos marcamos nuevos objetivos, sobre todo, deportivos. Aunque en muchas ocasiones se nos olvida lo más importante, nuestra alimentación. Por ello, hoy te traemos cinco beneficios de incluir la fruta en tu día a día, que harán que comiences el año con mucha energía. Además de poder aplicarlos en tu empresa para hacerla mucho más saludable.

Incorporar frutas en tu alimentación ofrece una amplia gama de beneficios para la salud, entre ellos, el control del peso. Las frutas son bajas en calorías y grasas, pero ricas en nutrientes, e incluirlas en tu alimentación ayudan a controlar el apetito y a mantener así un peso saludable.

Consumir frutas ayuda a mejorar la salud cardiovascular. Las frutas tomadas regularmente pueden reducir el riesgo de enfermedades cardiacas, ya que estas contienen compuestos como fibra, antioxidantes y potasio, que pueden contribuir a la salud del corazón.

Además de los beneficios relacionados directamente con la salud física, el consumo de frutas puede ayudar a mejorar el estado de ánimo. Algunas frutas contienen compuestos que pueden tener efectos positivos en el estado de ánimo y la salud mental. Además, el simple acto de comer frutas, como pueden ser fresas o cerezas, u otras frutas deliciosas, puede generar sensaciones de bienestar.

Frutas como los arándanos pueden ayudar a mantener la salud ocular y prevenir enfermedades relacionadas con la vista, algo a tener en cuenta para las personas que por su tipo de trabajo pasan muchas horas delante de una pantalla.

Relacionado con esto último, el consumo regular de frutas se ha asociado con la reducción del riesgo de varias enfermedades crónicas, como diabetes tipo 2, ciertos tipos de cáncer y enfermedades neurodegenerativas.

Si tú también quieres conocer todo lo que puede aportarte el consumo de frutas en tu día a día, no dudes en contactarnos y probar nuestro servicio de fruta fresca de temporada y alimentos saludables para empresas.