En el anterior post hablamos de las propiedades de la naranja y de los beneficios que esta tenía para nuestra salud, hoy además nos acompañan para esta receta el jengibre y la zanahoria.

El jengibre, para algunos un gran desconocido, es un tubérculo muy apreciado en la gastronomía china que tiene vitaminas, antioxidantes y aceites esenciales. Es un ingrediente clave en la medicina tradicional china.

La zanahoria, más frecuente en nuestra gastronomía, es rica en vitamina C, fibra, ácido fólico  y antioxidantes entre otros.

Estos tres ingredientes combinados entre sí hacen un»cóctel molotov» digno de alguien que quiera empezar el día con la energía suficiente como para comerse el mundo.

Para 1 ración:

  • 2 zanahorias
  • 1 naranja
  • Un pedacito de jengibre (a gusto)
  • 1/4 taza de hielo o agua

Pelar las zanahorias o en su defecto lavarlas muy bien y partir en trozos.

Dejar la naranja libre de piel y pepitas.

Colocar todos los ingredientes en licuadora y licuar hasta consistencia deseada. Y a disfrutar!!